Noticias institucionales NI Cooperación Internacional

Noticias institucionales NI Cooperación Internacional



Agustín Vázquez
Comunicación
avazquez@inti.gob.ar
Twitter
Facebook
Google +
Imprimir

Apr 11, 2018

Una gran vidriera para las oportunidades de la seda

Especialistas de INTI-Textiles participan de la feria Emitex-Simatex-Confemaq, en el marco del proyecto internacional que apunta a desarrollar cada vez más la sericultura y sus productos.

INTI, Textiles, seda, sericultura, gusano de seda, Emitex
En el stand se pueden observar gusanos y capullos de seda, además de distintos productos con valor agregado desarrollados con este material.

Nuevamente el INTI participa de la exposición de la industria textil y de indumentaria Emitex-Simatex-Confemaq, que comenzó este martes, 10 de abril, y continúa hasta el viernes 13 inclusive, en el predio Costa Salguero, de la ciudad de Buenos Aires. Allí, el instituto tecnológico participa del stand del Proyecto Seda, una iniciativa para toda América Latina que funciona desde 2017 y hasta 2020 con financiamiento de la Unión Europea y coordinación del propio organismo argentino, y que apunta a promover la sericultura y los emprendimientos productivos que puedan surgir de ella.

El sector del INTI que lleva adelante las acciones en el marco de este proyecto es el Centro de Textiles, que coordinó la presencia en la feria de distintos productores, diseñadores y artesanos que trabajan con seda y a los que ha asistido en este tiempo.

La semana de la exposición en Costa Salguero coincide con la visita de dos consultores de la Unión Europea, el italiano Giampiero De Marchi y el argentino Emiliano Bonaccorsi, que ya visitaron las instalaciones del INTI y se reunieron con las personas responsables del Proyecto Seda en Textiles: Patricia Marino y Hugo Enciso.

En octubre de 2016, en el marco de la iniciativa Mecanismo Regional para la Cooperación y la Asociación Internacional “ADELANTE”, el INTI firmó con la Comisión Europea el contrato para financiar el Proyecto Seda, cuyo nombre formal es Contribución a la reducción de la pobreza en América Latina y el Caribe a través de la sericultura con enfoque sustentable y agregado de valor local. El plazo del proyecto es 2017-2020, y con él se busca llegar, sobre todo, a sectores vulnerables y a poblaciones rurales —la sericultura implica la cría y cultivo del llamado gusano de seda, la especie bombyx mori.

Desde el Centro de Textiles, señalan que actualmente en la Argentina hay alrededor de 50 sericultores, distribuidos en las provincias de Misiones, Jujuy, Salta, La Pampa y en el Delta del Paraná, que obtienen ingresos por alrededor de 60 mil pesos por temporada productiva. A su vez, plantean que en el país la demanda supera ampliamente a la oferta. Al respecto, la responsable del Proyecto Seda, Patricia Marino, explica que “por un lado, hay un gran desconocimiento de la actividad, y por otro, no en cualquier lugar se puede desarrollar, dado que la especie es muy sensible, por ejemplo a los agroquímicos y pesticidas, es importante que el alimento del bombyx mori, la hoja de morera, no se contamine”.

Otra particularidad de la producción con seda en el país, en las distintas instancias de la cadena, es que prácticamente un 80 por ciento de las personas que están en el rubro son mujeres. Con la seda no solo se desarrollan prendas de vestir, también joyas, accesorios, productos de higiene y de cuidado corporal.

“Pensamos la sericultura a pequeña escala, principalmente como una actividad complementaria. No propiciamos a gran escala por distintos motivos: primero porque no tenemos una cadena industrial que pueda absorber grandes volúmenes. Además, el mercado internacional es terriblemente exigente, está muy estandarizado. Y a su vez, es muy difícil competir por mano de obra. Nos parece un modelo posible e interesante a pequeña escala y en el mercado interno, con creciente agregado de valor”, detalla Marino.

El proyecto incluye a seis países —cinco latinoamericanos: Argentina, Brasil, Cuba, México y Colombia; y a Italia— y a ocho instituciones: en estas latitudes, participan, además del INTI, el INTA y la facultad de Agronomía de la UBA, con su laboratorio de cría y mejoramiento genético del gusano de seda. Así, la casa de estudios aporta huevos para que los productores puedan trabajar.

Durante las jornadas de Emitex-Simatex-Confemaq, los profesionales del INTI entregan un presente a quienes se acerquen al stand del Proyecto Seda: una postal junto a un capullo y una muestra de hilo de seda, surgidos de la planta piloto del Centro de Textiles.

Últimas Noticias